Friday, 29 August 2008

¿El anterior siempre en nuestro interior?

Lo sabemos todos que hay diferencias infinitas entre la mentalidad de la mujer y la del hombre, que ellos son de Martes mientras nosotras de Venus, y como si no fuera bastante, todos tenemos un pasado que nos ha influído y que a veces sigue afectando nuestro presente.

El mío lo hace. ¿Quien podría decir que el suyo no? Pero el mío lo dejo detrás. No me gusta guardar las fotos de las relaciones pasadas, ni cartas de amor, ni llevar las cosas del pasado en mi presente, si lo puedo evitar. Aunque digamos que mantengamos una amistad, suelo limitar el contacto al mínimo para no comprometir mi relación actual. Me concentro en ella mientras el pasado tiene que ser un pasado.

El pasado nos afecta y contribuye a lo que somos ahora, no pretendo negar que todo lo que me ha pasado a lo largo de la vida no me ha aportado nada. Tampoco puedo negar que ciertas personas han enriquecido mi experiencia de una manera muy importante. Pero pienso que hay que saber seguir adelante. Asimismo, tengo bastantes amigas que confiesan que hay una persona en su vida a quien no pueden olvidar, incluso algunas casadas y con hijos. Conozco a otros que mantienen amistades cercanas con sus ex y hasta sus actuales parejas se llevan bien con éstos/as.

¿A qué tipo de "personas con pasado" pertenecéis? ¿Cómo manejáis vuestro pasado? ¿Hasta qué grado le dejáis intervenir en vuestro presente? ¿Lo veis normal contar historias graciosas o curiosas de vuestra relación anterior a su actual pareja?

Y una pregunta más. ¿Cómo reaccionaríais si vuestra pareja se referiese a vosotros en una conversación con alguien con el nombre de su ex? Hay una persona que sigue dando vueltas, su pareja no quiso comentarlo, y yo no pretendo ser experta en estas cosas.

Si os interesa el tema, aquí encontraréis un post interesante. Me ha dado algunas pistas pero toda la verdad, ¿quién la sabe?

2 comments:

Martikka said...

Bueno, a mí no me gusta saber nada del pasado de mi pareja. Supe algunas cosas al principio, sobre todo por los demás, pero lo justo. No quería saber ni el nombre (luego lo supe y no me gustaba saberlo). Con el tiempo eso se supera, y lo ves como una anécdota, pero no comparto eso de las amistades con los ex. Yo no las tengo ni las querría tener. Fue una etapa, acabó y ya está. Al igual que no me gusta que mi pareja las tuviera, yo tampoco lo hago. Pienso que es mejor, al menos para nosotros.
No entiendo, por ejemplo, la imagen de familia feliz de Bruce Willis con su ex, Demi y su actual novio Ashton, que parece otro de los hijos de la pareja, o novio de su hija. Posan todos tan felices en plan: mirad que familia tan enrollada, pero qué quieres que te diga! Yo no lo haría!

Costarossa said...

Gracias por tu opinión. Estoy de acuerdo contigo pero no todos son iguales. Algunos ven amistades con sus ex como lo más de lo normal. No pretendo juzgar cuál es la mejor manera de manejar una relación anterior pero el problema es cuando los dos de la pareja no comparten la misma visión.
Siempre se puede encontrar un compromiso, pero a veces el tratamiento del asunto por nuestra pareja, la omisión de detalles importantes sobre sus amigos que de repente resultan ser parejas anteriores, falta de deseo de explicarnos algo que nos parece importante cuando tenemos una duda o en frente de un hecho/acontecimiento incómodo o alarmante relacionado con su ex-pareja, sólo alimenta estas dudad y no sabes cómo reaccionar. No quieres ser ridículo y mostrat celos, todos pretendemos ser modernos y tener mienta abiera, pero a veces tampoco puedes dejar de dar vueltas, especialmente si tu pareja no queire explicarte nada.