Sunday, 10 August 2008

Un fin de semana tranquilo

Ayer Señor Regatista estuvo en una regata todo el día, y yo aproveché para limpiar, organizar, lavar la ropa y descansar. En la tele hacían el Paciente Inglés y, como siempre, lo vi con el corazon en un puño y al final ltuve que luchar con las lágrimas. No lo hago siempre. Es decir, sí que siempre tengo un nudo en la garganta en estos episodios finales en el desierto pero a veces lloro desesperadamente, cuando el impacto de la pelicula coincide con un momento triste en mi vida. Ahora no es así.

Anoche salimos sólo para cenar, todas partes están ahora llenas de turistas, no hay dónde aparcar y apenas sitios libres en restaurantes. Por suerte, nuestros amigos tienen un restaurante en el centro que es super acogedor y la comida también está muy bien. Compartimos unas tellerinas y luego yo comí una revoltillo de esparragos, setas y huevo y el Regatista no traicionó su plato de siempre, el maigret de pato. :)


El restaurante está decorado en el estilo de una taberna del puerto.


Ayer por la noche.

No comments: