Monday, 25 August 2008

Anastasía

Mañana vienen los invitados, mi amiga Anastasía con su marido y niño. Van a quedarse aquí una semanita. Les espero con mucha alegría ya que la última vez que los vi en persona fue hace... eh... 7 años. Dios mio... :)

Anastasía iba al colegio con mi hermana pero siempre estaba en nuestra casa y como tenemos muy poca diferencia de edad también nos hicimos amigas.

El Regatista y yo estabamos limpiando todo el fin de semana y hoy aun he seguido arreglando cosas. No acabamos el cuarto de los invitados por la avería de la tubería, así que tendrán que dormir en nuestra habitación y nosotros en el despacho.

Soy un mostruo, he hecho la colada, ido a comprar, hecho un pastel para mañana y he pasado a ver al Regatista para llevarle sus magdalenas con leche para tomar antes de dormir (siempre pretende no llevar nada de dulces al trabajo y luego me llama para que le traiga algo goloso... estoy empezando a creer que es una trampa :))... Y eso que he trabajado todo el día. Me siento como una de estas mujeres perfectas que dejaron de existir en los 60.

Estoy muy cansada pero cuando estoy en casa sola (hoy le toca a trabajar al Regatisa), nunca duermo bien. Aun no me he acostumbrado a tanta tranquilidad. Oigo cada ruido y me despierto, eso si consigo dormir. Normalmente me quedo dormida muy tarde cuando ya no aguanto más y el día siguiente estoy hecha polvo.

Aun es temprano decir buenas noches pero os dejo y voy a leer mis blogs favoritos, a ver que pasa en vuestras vidas.

Anastasía y yo en 1999. :) Dios mío, qué peinado, qué ropa. Me vestía de monja, de verdad. Me daban vergüenza mis piernas, creo, pero también es posible que nos vestíamos así por el frío. Cuanto más cubiertos, mejor. :)



Por cierto, Cloclo no ha podido venir. El jefe no le confirmó las vacaciones de esta semana y no le valía la pena venir desde Francia sólo para un fin de semana.

2 comments:

Martikka said...

No se quejará, el Regatista, eh? Lo tienes pero que muy bien cuidado! Y en cuanto al look noventero, ¡qué decirte! todas lo hemos tenido y mirando hacia atrás me pregunto ¿quién decidiría que debían llevarse esos peinados, esa ropa? Pero bueno, hay que ser indulgente y mirar atrás con humor, más aún cuando en las fotos hay amig@s.
Saludos!

Costarossa said...

Jaja, y este "look" aun no es lo peor de todo. :)