Wednesday, 13 August 2008

Triste y orejosa

Acabo de recibir noticias tristes y desagradables. No estaba en contacto con mi abuela por la culpa del hijo de puta de mi padre, no podía dejar que él llegase a saber cualquier cosa de mi vida ya que la utilizaría para chantajear a mi madre. No es que haya algo para chantajear pero cuando una persona es alcohólica y sin principios morales, se le puede ocurrir a chantajear y amenazar a la madre de sus hijos hasta con la propia felicidad de éstos.

Pedí a un amigo que me contara noticias de mi abuela cuando fuera al pueblo. Este verano ha ido. Mi abuela murió hace unos meses. :( El amigo no ha querido contarme contar nada más porque dice que era duro y que ella sólo le pedía que le dejasen en paz a su hijo borracho y su nuera. Era una persona muy buena, igual que mi abuelo, trabajadores de toda la vida, personas muy respetadas en su pueblo... no sé por qué le castigó así la vida.

Estoy más que triste, tengo miedo, angustia y falta de comprensión de lo ocurrido. Estoy mal. :(

Acabamos de tener una cena con amigos y subí a ver los correos y estoy mal, muy mal. Tengo muchas preguntas pero a la vez no quiero saber respuestas. Otro golpe muy duro este verano.

¿A vosotros ha pasado sentir cosas más tristes que sólo el duelo de una muerte?

6 comments:

Yulia said...

Ay, corazon!.. Comparto tu dolor y lamento muchisimo que tu abuelita ya no está con nosotros. Sea fuerte, a ella no le hubiera gustado verte llorar. Aúnque es sano. Ojalá pudiera estar contigo en éste momento. Acuérdate que no estas sola.
Un fuerte abrazo

Costarossa said...

Gracias, pero no te preocupes. Ésto ya venía, mi abuela tenía muchos años, pero lo más triste es cómo pasó y cómo están las cosas allí. :(

Costarossa said...

Por cierto, no es mi abuela a quien conocías hasta tú, sino la de parte de mi padre.

Yulia said...

menos mal... espero que tu otra abuelita se encuentra bien

Raulín Herrera said...

Esas cosas suceden en toda familia, solo hay que saber sobrellevarlas y no dejar que nos afecten, sìmplemente se debe evitar cualquier tipo de contacto con esas personas tan negativas.

Una vez me toco pasar por un momento muy duro y quizas el más duro que pase en mi vida...fue cuando sentí que iba a perder a mi hijo tras la separación con la que era mi mujer, pero felizmente todo se soluciono de la mejor manera a mi favor. Debemos ser optimistas y confiar en la gracia de Dios, que el mueve las piezas y sabe por qué haces las cosas.

Costarossa said...

Gracias. Me ayuda mucho saber que otros han pasado por los momentos difíciles y los han superado. Ésto me da mucha fuerza. Lo mio de ahora no es tan grave, hay cosas peores, pero sigo dándole vueltas al caso. Así que muchas gracias por el comentario positivo otra vez.