Tuesday, 30 September 2008

Desde el humor filosófico

Estoy cansada. Aquí tengo un té roiboos con higos secos que son como gasolina para mi. Ayer tuve una tarde muy bonita. Primero fuimos a comprar y luego a cenar, pasamos la cena hablando de la crisis, la propiedad y los éxitos del Regatista. Mi chico es muy inteligente pero a veces quisiera que fuera un poco menos complejo. :) A veces me da razones contra las que no sé ni qué decir, dentro de mi sé que no sirven para mi, pero no puedo sacar argumentos en contra. O a lo mejor algunos sí me sirven pero necesito un tiempo para adoptarlos para reemplazar las creencias que por tanto tiempo consideraba correctas. Mientras tanto me siento incómoda, porque no puedo expresar mi acuerdo enseguida pero tampoco puedo defender lo de que ya no estoy tan segura. Pero ésto es bueno, así sigo aprendiendo algo. Espero que el también aprenda algo de mi.

A veces no hablo mucho pero ayer disfrutaba de hablar y escuchar, no quería que la cena se acabara. Volvimos a casa y me sentía cansada. Eso es lo que me hace vinto tinto. De hecho, en el periodo de mi vida de las juergas, prefería vino blanco porque tenía toda la noche por delante, pero el tinto es muuuy rico con una cena y una conversación bonita. Ahora estoy tan acostumbrada a rioja que noto la diferencia enseguida si no lo es.

Anoche me quedé dormida en el sofa entre mi chico y mi gato. :) Subí a la cama medio dormida y recuerdo que intentaba decir algo en alemán (que no hablo), no sé por qué. Dije algo de mi pijama, que en realidad no era un pijama sino un hausanzug, traje de casa. :) Pero el porqué queda un misterio. Cuando hable con el Regatista, que hoy trabaja, se lo preguntaré.

Hoy me ha costado levantarme. Las buenas intenciones de hacer ejercisio fresquita por la mañana evaporadas. Aquí estoy, escribiendo tonterías cuando ya debería empezar a trabajar. Sabéis, hay gente tan intelectual que se cita cosas de sus blogs en la tele y en la radio, se refiere a ellos como una fuente de opinión política valiosa - lo escuché en la Cadena Ser ayer mismo. Y luego hay gente como yo que sólo quiere desahogarse un poco, a quien le gusta leer otros blogs y escribir el suyo, mandando lo escrito en la web como si hablara con amigos. ¿Es patético? Pero qué más da. Si es algo que a uno le hacer sentir bien, pues allí estamos. La felicidad y el bienestar no dependen del nivel intelectual.

2 comments:

Durazno chapeado said...

Si escribir te hacer sentir bien, pues que importa si tu blog no mencionaron esta semana :))) Tal vez es un "commonplace" pero el éxito que se mide con el reconocimento de otros nunca será suficiente. en ti veo la paz que nunca antes has tenido. Gracias por compartir tu felicidad con nosotros!

Costarossa said...

Eeeh... ¿no mencionaron dónde? :)