Tuesday, 2 September 2008

El arte de magia de septiembre

Hace dos día aún teníamos que dar unas vueltas por el párquing para encontrar un sitio, aún teníamos que llegar a la playa temprano para no estar marginados a la parte de las porterías de fútbol dónde respiras nada más que arena y aún teníamos que hacer cola para comprar un helado.

Ayer, como por arte de magia, se vaciaron las playas y las calles, hasta helados no parecen igual de buenos sin hacer cola para conseguir uno. :) Anoche pasamos por el pueblo y pareció una ciudad fantasma. Se habían desaparecido las tiendas del paseo marítimo, los chiringuitos de la playa estaban cerrados y había muchas otras señales de "lo que el viento se llevó". Es más, el primero de septiembre coincidió con lunes cuando en invierno cierran muchos restaurantes. Ayer ya estaban cerrados, lo que quiere decir que ya no estamos en verano aunque haga un calor que apenas hizo cualquier otro día de los últimos tres meses.

Me encanta el verano con su vida nocturna a tope, pero estaba esperando su final para tener todo el pueblo para mi. :) También para acabar con la angustia de que perdía algo importante si algún día me quedaba en casa. Ahora estoy tranquila, ya no hay nada más que perder por allí. Mañana se van mis amigos y vuelvo a trabajo. El verano terminará definitivamente.

4 comments:

andrea!!! said...

hola ando visitando tu blog, que la verdad me encanto. primero por que vives en una de las ciudades que mas me encantan, mi familia es española y un dia espero vivir haya, aparte por que t encanta el rosa igual que a mi jaja es un vicioooo...
bueno espero seguir por aqui vicitandote oki 2 besos bye

Raulín Herrera said...

Bueno Costarossa aquí visitandote de nuevo, siempre estoy al tanto de lo que escribes, me divierte mucho, espero que me devuelvas la visita.

Besitos y cuidate

Martikka said...

Lo cierto es que los pueblos recuperan su esencia una vez los turistas se han marchado. Podrás aparcar, comprar sin colas...un lujo durante los siguientes 6 meses!

Costarossa said...

Así es, Martikka. :)

Raulín, gracias por la visita. He visto ya una nueva entrada en tu blog sobre otra mujer que perdiste, supongo. :) Pero aún no la he leído. Acaban de marcharse mis amigos, estoy con una resaca y un sueño increíbeles, intentando a trabajar. Hasta pronto.