Sunday, 14 September 2008

Observaciones domingueras

Cada domingo, si podemos, vamos a comprar un periódico y a desayunar en un sitio bonito. Por mi parte, siempre se trata de una tarta de manzana y té verde. Pasamos una hora leyendo y intercambiando las noticias que nos interesan. Después vamos de paseo.



Se está convirtiendo casi en una tradición. Es una cosa más que podemos hacer juntos. El otro día estabamos hablando de una compra de vivienda, de momento totalmente hipotética. Más tarde el tema surgió en una conversación con amigos. Tienen un piso heredado de los abuelos y no se preocupan por la compra de algo más grande. Yo también tengo dónde vivir pero no es mío. De momento me va bien pero estoy pensando en el futuro, si vamos a tener hijos y seguir a gusto aquí. Nuestros amigos opinan que así estoy mejor que con una hipoteca, que la gente acaba hipotecándose hasta las orejas y no viendo a su pareja por la necesidad de ganar denero para pagarla.

También dicen que estoy exagerando y que a niños se puede criar incluso estando en un aprieto, que sólo es la cuestión de actitud. De acuerdo, pero si se puede permitir condiciones mejores para la pareja y para los niños, ¿por qué no? Me dicen que si nuestros abuelos hubieran pensado en la mejora de vivenda antes de tener hijos, no estaríamos en este mundo. Pero no entiendo por qué tenemos que tener algo peor como el punto re referencia en vez de intentar a conseguir algo mejor en la vida. ¿No sufriría la vida privada de la pareja de compartir un espacio pequeño con los hijos? Creo que sí.

También se ríen de mi concepción vulgar de la pareja. Dicen, luego rompes con ella y te quedas con más problemas y aun sin vivienda propia. Desde luego, hay que ser sensato pero pensar en las consequencias de rotura cuando todo está bien y lleváis bastante tiempo juntos, y además dejar este pensamiento afectar vuestros proyectos comunes, es una traición.

Soy razonable y de mi lamentable experiencia sé que no hay que quemar las naves y siempre hay que tener caminos de retirada pero no se puede tener ésto como el punto de partida en una relación. Es más, si piensas así, inconcientemente la estás condenando.

¿Qué opináis?
¿Qué actividades o proyectos tenéis en común con vuestra pareja?
¿Pasáis mucho tiempo juntos?
De verdad se necesita una mejora de la situación antes de formar una familia, ¿o hay que vivir el día y "pase lo que pase, luego pensaremos"?


Por cierto, para acabar esta entrada de una manera más divertida, aquí tenéis una foto de algo que vimos hoy al salir de la cafetería. :)

Sólo en España, señores. :)

5 comments:

Martikka said...

Mira, lo que diga la gente da igual. Siempre serás criticada hagas lo que hagas.
El tema de hipotecarse o no, es relativo, pues mucha gente se hipoteca hasta las cejas, y después rompen y el problema es tremendo para vender la vivienda y repartir, y si hay niños, ni te explico.
O sea, que el tener o no vivienda en propiedad, es secundario. Y estoy de acuerdo contigo en lo de no pensar en si vas a romper o no. No hay porque pensar eso: vaya, normalmente no se piensa si quieres a tu pareja y sabes que te quiere. Si no lo tienes claro, ya es otro tema.
En cuanto a pasar tiempo juntos, yo paso todo el que puedo con mi marido, cosa que veo normal, no como gente que dice que se van de vacaciones separados, por ejemplo. (Muy extraño, por cierto!) Cada pareja es un mundo y cada mundo una historia...

Rachelcian said...

Totalmente de acuerdo con vos, creo que si partis de una base en que la relación va a fracasar, fracasará. Creo que la situación económica si debe predeterminar un poco los planes con tu pareja. Pero también pienso que no podes posponer la familia (los hijos) por una casa más grande. Obvio no tendrás 3 hijos si tienes un piso de una o dos habitaciones. Creo que aspirar a más es lo que diferencia siempre a los mediocres o a los conformistas, querer más te hace ir hacia adelante. Y si, tal vez tengas que vivir para trabajar durante un tiempo para pagar ciertas cosas, pero ahora es el momento, cuando tenemos esta edad, y cuando tenga 60 años, donde tal vez te sea muy pero muy dificil encontrar trabajo. Con mi pareja no paso mucho tiempo más que nada porque no esta conmigo por la distacia y obvio que cuando viene o voy estamos cada minuto que podemos juntos. Como nos vemos poco nos gusta cualquier cosa, como por ejemplo ir a hacer la compra! Pero siempre encontramos un tiempito para haceernos un viajecito.
Por cierto aparezco como RAchelcian pero soy Samabuai... me dió fiaca cambiar las cuentas..
Besos

Durazno chapeado said...

Tengo la misma idea que tú, Costa. Bueno, nuestra situación es un poco más difícil porque no tenemos un trabajo bien establecido y garantizado, y la inseguridad general en el país no permite ver más allá del mañana.. Tengo pánico verdadero ante el prospecto de tener hijos porque no sé si se les voy a poder dar todo que debo y merecen. No tenemos família quien nos ayudaría tampoco.
Espero que en un par de años vamos a tener nuestro futuro más claro y entónces podemos decidir...

andrea!!! said...

tienen razon todas en lo que dicen de que es dificil tener una hipoteca y hijos y un esposo,
yo nunca podri hacer eso, aunque ahora no me quejo tengocasa propia pero hay situaciones que me aquejan, yo trabajo quitando casas cuando la gente n puede pagarlas y es muy dificil y deprimente ver como la gente se afanauna vida completa por pagar algo que aveces no pueden y en el camino pierden el amor y la familia.

por otro lado, no puedo aventurarm a vivir con mi novio sin una casa propia, mas por que el tiene 2 hijas y pues no seria nice vivir asi ademas de los hijos que pudieramos tener, por eso sigo postergando eso del matrimonio

Costarossa said...

Gracias por vuestras opinione. Samabuai, tienes razón en qué no se puede ir postergando para siempre por cosas que no tienen una transcendencia vital mientras Andre tiene razón que no tiene sentio empezar una vida juntos y tener que compartirla en un espacio muy justo con otros miembros de familia.

Pero creo que un plan estupendo está madurando en mi cabecita. :)