Thursday, 25 September 2008

Un amanecer perfecto

Gracias por los consejos y sugerencias de la cura de esta molestia de intoxicación alimentaria. Es que no sé mucho porque apenas me pasa. Ni siquiera recuerdo la última vez que me ocurrió. Es curioso porque comimos la misma cosa el Regatista y yo pero a él no le pasó nada. Luego me dijo que claro, él tiene el grupo sanguíneo O y por lo tanto más acidez en el estómago. Por eso no le afectó el pollo que parece que era lo que no estuvo bueno. Y al gato siempre le damos carne pasada y no le ocurre nada porque animales tienen un estómago todavía más ácido.

Ayer, al final, el Regatista tuvo que volver por los fuertes vientos y a la hora de comer ya estaba en casa, me despertó y me preparó un arrocito blanco. :) Mmm, qué rico, jajaja. Pero esta mañana estoy perfecta. Ai qué bien cuando no te mareas y no te duele nada, cuando te despiertas descansada y sin despertador pero a la hora, con hambre y con ganas de hacer cosas.

Hoy estoy mucho más en forma para a ir a buscar al Regatista. Espero que llegue al puerto de destino sin tener que volver porque mañana trabaja y la regata tiene lugar ya este finde.

Voy a desayunar algo y os dejo con la vista espectacular del amanecer esta mañana.

3 comments:

Martikka said...

Me alegro de que te encuentres mejor. ¿Ves como iba bien el arroz hervido? :)

andrea!!! said...

que bien que ya estes mejor,
la foto esta preciosa!!!
me encanta el cielo rojo, me recuerda los amaneceres y atardeceres en donde vivia

Durazno chapeado said...

Las cosas siempre se arreglan solitas: no podías ir por el Regatista ayer y hasta el viento estaba en su favor ;)

Una vez me envenené con pescado en sushi; aunque fue sólo poquito, casi me muero!