Friday, 24 October 2008

Un gato de muchos amos

Anoche conseguí salir de mi mal humor y fuimos a cenar: el Regatista - jamón y yo - caracoles. Me encantan con alioli. Su hermana se ríe y dice que eso sí es catalanización porque normalmente a la gente de fuera no le gustan caracoles (a no ser que sean franceses), incluso a muchos de aquí no les gustan.

Al volver a casa, el gato que se había quedado encerrado dentro, ni siquiera salió a saludarnos. Ya se nota que llega el invierno, hasta el gato prefiere estar calentito en su cesta que cazando bichos por allí. Se ha puesto muy gordo. El verano pasado le pensabamos llevar al veterinario porque nos preocupaba que era tan flaco pero parece que el bicho sigue los ciclos de la naturaleza y en invierno se pone gordo mientras en verano quita el peso para estar más fresco y ágil. Ahora tiene pelo muy bonito, con un vello por debajo del pelo, y es muy abrazable y achuchable. Pero hay que hacer algo con el sobrepeso porque me parece que le dan de comer en otro sitio también. No puede ser tan gordo con los 90 gramos diarios que le racionamos según su peso. Hasta es posible que tiene otra casa, otros amos y otro nombre. :)

Los caracoles de ayer

5 comments:

Martikka said...

Tu gato es como nuestro Horatio. Engorda a medida que se acerca el invierno! Su gata, que estaba preñada y el sábado parió 3 gatitos, ya los ha perdido en menos de una semana. Uno no sabemos donde lo dejó, otro lo encontré chafado en la nana donde dormían todos, y ayer me encuentro al otro gatito muerto sin los pies traseros. ¡No te imaginas! Igual fue una rata cuando sus padres estaban por ahí, de parranda. Pobrecito!

Los caracoles...sólo comí una vez de pequeña y no me hicieron mucha gracia. La salsa si me gustó. En una ocasión, una tía de mi marido vino a casa y como había llovido se puso a coger caracoles y los puso en una bolsa para llevárselos a su casa, pues le encantan, pero a mí me daban pena y saqué unos cuantos de la bolsa para 'salvarlos' de la olla hirviendo. Es que encima tienen una muerte horrible.
Pero no hay manera, a ella le gustan e incluso a veces compra unos que son muy pequeños y luego se bebe el caldo. No sé como se hace pero se ve que es muy común en Andalucía. Puaf!Qué asco!

(Ayer te escribí en el post de las ex pero blogger estaba ocupado y no me dejaba enviarlo, pero te decía que hay que tener paciencia y sobretodo confianza y hablarlo mucho con él. En teoría, la ex no debería llamarlo para nada. N-a-d-a, para eso es una e-x.!)

Costarossa said...

Aiii, pobre gatito. :( En cambio, por aquí tuvimos uno atrapado en casa después de que se lo dejó su mamá una noche que habíamos olvidado cerrar la puerta, le sacamos fuera por si volviera su mamá pero el gatitio estaba allí toda la noche llorando en un cobertizo y la mamá no vino. La gata no era de por aquí, no sé qué se la llevó aquí aquella noche.Ahora de vez en cuando veo a un gato joven del mismo color que el gatito del verano pasado y creo que es él, que sobrevivió y vive en la casa de unos ingleses. :)

En cuanto a tu otro comentario, gracias, pero me precepité un poco, porque en realidad no sé quien llamaba y además él tiene todo el derecho de hacer lo que considere correcto pero normalmente no actua así menos cuando llama ella. Pero supongo que después de que eché un escándalo una vez, ya evita hablar con ella en mi presencia, así que la culpa es mía.

andrea!!! said...

gatote,,, que bonito, quiero un gato pero mi mama no me deja por las alergias,, pero quiero un gatooo es urgenteee,,, aunque sea para que juegue con mi chihuahua ,, pobrecito esta tan triste solito sin quien jugar

Durazno chapeado said...

OOOOoo, es un gato de peluche!! me encanta su color :)
Si luego pierde el peso, supongo que es normal para él, no deben preocuparse. No está "arreglado", verdad?
Pero eso de que puede tener otros amos, me hace querer a los perros más ;)

esther220 said...

que mono tu gatito!!!
mi perro se está poniendo gordo también! jejeje
pues a mi no me gustan nada los caracoles, no los he probado pero me dan bastante asco tan así jeje

un beso!