Wednesday, 15 October 2008

Jamónnnn

Por lo mucho que me gustaría ser vegetariana, amo jamón demasiado para renunciarlo.

Ayer fuimos a casa de unos amigos con la única intención de comer jamón y beber vino. :) Como buenos invitados, hicimos más brownies (porque el primer lote no llegó al día de la cena) para el postre. Como siempre, la conversación se centraba en los barcos y regatas. Para divertirme, estudiaba la receta de la ensalada que me gustó y jugaba con Cuca, la gata. He aprendido que si hay una cena entre regatistas, voy allí sólo con la condición de que haya buena comida porque comida en sí ya me parece un objeto bastante interesante para dedicar mi atención cuando la conversación de nuevo desvía en la dirección de regatas.

La verdad es que estoy un poco cansada de que cada vez me pregunten por qué no voy yo también y si me mareo. Contesto que sí, me mareo. Mi relación con barcos es demasiado complicada para explicarla cada vez.

A veces traigo un libro pero me parece un poco maleducado sacarlo y ponerme a leer, así que aún nunca me ha servido. Pero bueno, son cosas a las que me he acostumbrado. Si no quiero ir, no voy.

Nuestro anfitrión Walter cortando jamón demasiado bien para un austríaco.

1 comment:

Martikka said...

Pues haces bien. Si no quieres ir, no vas y punto. A mi me pasa lo mismo. Los barcos y yo no nos llevamos muy bien. Aunque la biodramina hace milagros, eso sí.
Oye, ese jamón qué buena pinta...Con el hambre que tengo ahora!:)