Wednesday, 10 June 2009

La taverna de l'Ibéric, Palamós

Como se han acabado las clases, tengo muchas tardes libres. También con la llegada del verano siempre salimos más de lo normal para cenar o de tapas. Como a veces tengo experiencias gastronómicas que me perturban bastante, sea por razones buenas o malas, he pensado compartirlas aquí. A lo mejor a alguien le sirven.

En un pueblo de Costa Brava que se llama Palamós acaba de abrirse un bar de tapas La taverna de l'Ibéric. Fui allí con unos amigo y estuvo bien, tampoco pensé que 9.80 euros por dos tapas y dos bebidas era caro, considerando los precios aquí. Lo pensaba hasta que venimos con el Regatista y nos cobraron 8.60 por el doble de lo mismo. Es poco dinero pero ahora lo entiendo: como eramos todos extranjeros la primera vez, se aprovecharon de cobrarnos más (por lo menos a mí, no hablo de otros porque pagamos cada uno lo suyo). Sé que me cobraron demasiado porque hoy si que he fijado en los precios detalladamente y he hecho los cálculos.

Por lo demás, el sitio no está mal, tiene vistas al mar y al puerto, baños limpios y tampoco está nada mal por dentro aunque le falte el carácter. Es un bar y nada más. Y al parecer, allí trabaja la gente sin escrúpulos que se aprovecha de turistas, así que si sois españoles o catalanes, adelante, pero yo personalmente nunca más y tampoco aconsejo ir allí a los extranjeros que estén de visita en esta bonita ciudad.



Está en la segunda planta, al subir las escaleras a la izquierda.



5 comments:

garbi24 said...

Que ordinarios , de cobrar segun el tipo de cliente , es trite pero a veces pasa.
Por solidaridad tampoco ire

Arwen Anne said...

pues conmigo que no cuenten para que me tome una copa, primero porque eso que hacen es de ordinarios, y segundo, porque no bebo

besos

Durazno chapeado said...

que mala onda de ellos hacer esto, - pero es bastante común en cualquier lado.. me volvía loca viendo que el precio de los museos en Rusia era cuadruple para los extranjeros..
Pero admiro tu voluntad de probar nuevas cosas y nuevos lugares.
Por una razón extraña caímos en la rutina y siempre vamos a los mismos restaurantes. Ya voy a cambiar eso :)

nur said...

Con esa falta de escrúpulos alomejor al regatista le cobraron menos porque le sirvieron lo que os había sobrado a vosotros. (pensamiento dudosamente positivo)

Un beso

Anonymous said...

pues yo des de la primera vez que fui y nunca he tenido problemas no podria ser que se he kibocasen la segunda vez por que no preguntas alomejor os enbitaron a algo por ser la segunda vez..